¿Quieres hacer ejercicio físico pero consideras que no le puedes dedicar el tiempo que quisieras y no sabes qué hacer para estar en forma? ¿Nunca has hecho deporte y no conoces las pautas mínimas que debes seguir para evitar lesiones? En definitiva ¿Te gustaría conocer los mejores consejos por parte de profesionales? Si es así, aquí tendrás una información amplia que te solucionarán todas estas cuestiones.

Antes de entrar de lleno en la materia, queremos darte la bienvenida en nuestro espacio web porque si estás aquí es porque quieres tener la mejor información posible para tener una salud rebosante.

Nosotros nos dedicamos al deporte desde hace muchos años y, precisamente, hemos hecho este proyecto para ayudar a personas como tú, para que estén motivadas y sobre todo que tengan la total seguridad de que van a tener su propio instructor personal que le ayude en todo el proceso, desde el principio hasta el final, aunque sea de forma virtual.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros si lo necesitas, estamos aquí por un solo motivo: para ayudarte.

Dicho esto, ahora sí podemos empezar a explicarte todo lo que necesitas saber acerca del ejercicio físico para que estés a pleno rendimiento en tu vida diaria.

Muchas personas que no son deportistas, se piensan que solo basta con correr, levantar pesas y hacer flexiones o abdominales para estar en forma, cuando en realidad hay conceptos mucho más importantes a tener en cuenta que son de vital importancia.

Esto te lo queremos transmitir porque de lo contrario puedes sufrir lesiones y, en algunos casos, pueden ser muy graves.

Nosotros no pretendemos asustarte ni mucho menos, todo lo contrario, queremos que conozcas todos los aspectos importantes antes de practicar ejercicio físico porque es la única manera de que estés en forma y puedas gozar de una salud envidiable.

Y decimos esto, porque no todas las personas son iguales y por supuesto tampoco los organismos.

Conocer tu caso en específico, te ayudará a saber qué ejercicios te benefician y las que no deberías practicar.

Por ello, empezaremos desde el principio para que sepas en todo momento cómo puedes comenzar con éxito.

El primer paso que debes hacer es averiguar cómo está tu estado físico actual

Antes de pensar en practicar deporte, lo primero que deberías hacer es estudiar tu estado físico actual. Esto te ayudará a evitar lesiones y males mayores.

Para que tengas una orientación aproximada de lo que intentamos decirte, deberías saber:

  • Cómo tienes tus articulaciones
  • Cómo tienes la espalda
  • Cómo tienes el corazón

Podríamos mencionar otros puntos importantes, pero precisamente estos tres son los pilares de todos ¿Por qué? Pues básicamente porque te ayudarán a saber qué tipo de ejercicios no puedes practicar.

El deporte sirve para tener mejor el organismo, pero siempre y cuando sepas lo que estás haciendo.

Por ejemplo, si tienes mal tus articulaciones es preferible que no practiques ejercicios físicos intensos. En tu caso, deberás hacer otro tipo de actividades con intensidad moderada porque, de lo contrario, podrías padecer tendinitis y sufrir roturas óseas. Esto sería perjudicial si haces caso omiso a lo que te acabamos de decir ¿No crees?.

También es importante saber cómo tienes la espalda. Es la parte del cuerpo que más sufre en términos generales y prácticamente todo el peso se soporta desde allí.

Hacer sobreesfuerzos innecesarios puede provocar hernias y otro tipo de lesiones que lo único que provocaría es terminar en un quirófano. Por tanto, si estás mal de la espalda, deberás saber qué ejercicios puedes hacer.

Y saber cómo tienes el corazón es vital porque tu vida puede depender de ello. Sí es cierto que el ejercicio físico ayuda a fortalecerlo, pero un sobreesfuerzo podría resultar fatal si no lo tienes en óptimas condiciones.

En ese caso, lo más recomendable es que practiques deportes de bajo rendimiento. Esto es muy importante. Queremos volver a verte aquí, no nos gustaría saber que has tenido un susto porque no nos has hecho caso ¿Nos haces ese favor?.

Beneficios del ejercicio físico

Ahora que ya conoces el concepto más básico de todos, queremos explicarte los beneficios que tiene el ejercicio físico. Esto te ayudará a concienciarte de que la práctica deportiva es vital y por supuesto para que te motives.

Así que dicho esto, te presentamos sus beneficios:

Salud mental y física

El deporte no solo hace que estés en forma a nivel físico, también mejora tu rendimiento mental.

Ahora te preguntarás ¿Por qué también a nivel mental? Pues por la sencilla razón de que ayuda al cuerpo a segregar una hormona que se llama serotonina (también conocida como la hormona de felicidad).
Una persona que padece depresión, estrés y ansiedad, no segrega esta hormona y por culpa de ello no se siente realizado, satisfecho ni tampoco feliz.

La autoestima es necesaria para estar a la altura de las circunstancias en cualquier situación que se pueda derivar en tu vida.

Además, te ayudará a tener una mayor concentración mental, rendirás mejor en el trabajo y serás capaz de encontrar soluciones a los problemas que antes eras incapaz de hacerlo. Curioso ¿verdad?.

Fortalece los músculos y los huesos

Esto seguramente ya lo sabías, pero no está de más decirlo para que sepas a ciencia cierta que es una verdad absoluta.

El ejercicio físico te ayuda a tener los músculos más fuertes porque endurecerás las fibras y, los huesos, porque se tendrán que adaptar al rendimiento que le estás exigiendo.

El cuerpo es inteligente y se adapta a su medio, es así de sencillo.

Mejora tu aparato respiratorio y digestivo

Hacer ejercicio ayuda a prevenir los síntomas del asma, la fibrosis quística y la alergia, además de que tendrás un rendimiento pulmonar superior y podrás respirar mucho mejor.

Por otro lado, también te ayuda a equilibrar tu aparato digestivo porque regula el apetito y mejora el rendimiento intestinal.

Te ayuda a dormir mejor

Si sufres de insomnio, practicando deporte se terminará este tormento. Al ejercitar todo tu cuerpo estarás más cansado y, por tanto, podrás dormir plácidamente.

Y por si no fuera poco, al día siguiente te despertarás muy activo, ideal para empezar el día siguiente a tope de energías.

¿Cómo hacer ejercicio físico correctamente?

Finalmente hemos llegado al punto más importante, donde tu cuerpo se va a poner a prueba porque va a tener que estar a la altura de tus exigencias.

Eso sí, si no está acostumbrado al ejercicio, debes respetar sus capacidades. Para ello, te vamos a dar algunos consejos para que puedas hacer ejercicio físico correctamente:

Alimentación saludable y ejercicio físico

De nada te va a servir el ejercicio físico si no tienes una alimentación adecuada. Come carne a la plancha (evita el cerdo y come pavo, pollo, conejo, ternera o caballo), verduras, proteínas e hidratos de carbono (este último en algunos casos).

Evita los fritos, las bebidas gaseosas y por supuesto el alcohol. Una vez que esto lo tienes claro, ya puedes empezar a practicar deporte.

Haz ejercicios de calentamiento

Antes de forzar tu cuerpo, tienes que hacer ejercicios de calentamiento para evitar lesiones innecesarias.

Se recomienda calentar el cuerpo entre 5 y 15 minutos para preparar el organismo. Así de paso, cuando finalmente realices tus primeros ejercicios físicos, tendrás menos fatiga y aumentará tu resistencia.

Aumenta la intensidad de tus ejercicios poco a poco

No quieras ir deprisa. Ves poco a poco. Por correr más o coger pesos excesivos no te pondrás más fuerte. Este concepto es importante que te lo grabes en tu mente porque la mayoría de personas que se inician al deporte esto no lo tienen en cuenta.

Debes tener presente que el cuerpo te habla; escúchale porque solo así estarás en el buen camino. Ahora te preguntarás ¿Cómo le escucho? Pues de esta manera:

  • Si te sientes sobrecargado descansa
  • Si te quedas sin fuerzas no practiques más deporte ese día
  • Si tienes mareos o náuseas, para inmediatamente (si esto persiste ves a tu médico)

Cada cuerpo es diferente, pero generalmente cada 15 días notarás que tu cuerpo te pide más intensidad en los ejercicios. Si es así ¡Enhorabuena! Eso quiere decir que estás haciendo las cosas bien.

Practica deporte 2 o 3 días por semana

Puedes practicar deporte todos los días, pero no lo recomendamos. El cuerpo necesita días de descanso porque, de lo contrario, desgastarás los músculos sin resultados positivos a tus intereses.

Con que practiques deporte 2 o 3 días a la semana es más que suficiente y, si quieres hacer más días, que sea un máximo de 5 (esto último cuando ya tengas un rodaje, antes no lo hagas).

Creo que esta información es más que suficiente para conocer los primeros pasos y ponerte en forma.

Sin embargo, nosotros pensamos en todo y se puede dar el caso que, por cualquier motivo, no puedas ir al gimnasio o practicar deporte en la calle. Entonces ¿Qué puedes hacer? Pues la mejor respuesta que te podemos dar es que practiques ejercicio físico en casa.

Ahora te puedes preguntar ¿Y qué ejercicios puedo hacer en casa si no es un lugar adecuado para ello? No te preocupes, te daremos nuestros consejos.

¿Cómo hacer deporte en casa?

Aunque no lo creas, se pueden hacer diferentes ejercicios físicos en casa. Créenos que esto es real.

¿No nos crees? Pues lee atentamente este apartado porque te vamos a dar algunas sugerencias interesantes:

Haz sentadillas

Las sentadillas es un ejercicio muy potente que te ayudará a fortalecer tus piernas. Te aseguramos que, si no estás acostumbrado, en cuando hagas 3 series de 15 sentadillas no podrás más. Pruébalo y lo verás.

Haz flexiones

Las flexiones es un ejercicio físico que puedes hacer tranquilamente en casa. No hace falta tener mucho espacio y te ayudará a fortalecer tus brazos, hombros y pectorales.

Haz abdominales

Las abdominales también lo puedes hacer desde casa. Pon una toalla en el suelo y haz unas 3 series de 15 abdominales para empezar, ya verás como en breve tendrás un abdomen más fuerte.

Sube y baja escaleras

Si donde vives hay un ascensor no lo cojas. Sube por las escaleras y, a poder ser, hazlo varias veces en el mismo día. Verás lo efectivo que es.

Cómprate unas mancuernas y fortalece tus bíceps

Puedes fortalecer tus bíceps si te compras unas mancuernas. Es la mejor forma de hacerlo, aunque si no tienes dinero para comprarlo, coloca una barra en una zona que no moleste de la casa a una altura que esté por encima de tu cabeza. Seguidamente haz varias sesiones subiendo bajando con tus brazos desde la barra, verás lo bien que trabajan los músculos.

Como puedes comprobar, hacer ejercicios físicos en casa es posible. Y esto solo son algunas sugerencias porque hay infinidad de alternativas más. Pero si quieres te lo podemos explicar en otro artículo ¿Te parece bien?.

Estos son todos nuestros consejos para que hagas ejercicio físico correctamente ¿Te han sido útiles? Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros, recuerda que estamos aquí para ayudarte.

¿Qué otros consejos darías tú?